Cómo vivir de tu cuento

 

¿Qué te ocurre al leer el título? ¿Te despierta “extrañeza”? ¿Algo se moviliza dentro de ti al pensar en que puedes vivir de tu cuento? Si quieres descubrir cómo, ¡la puerta de este post, está abierta!. Si no, comprendemos que sigas con tu día.

Y ya, en este punto, has tomado una decisión. ¡Enhorabuena! Si puedes leer estas líneas es que ya te abierto a una idea que probablemente no estaba esta mañana en tu cabeza, en tu “mapa del mundo” (vale, vale, ya sé que algunos/as desayunasteis justo hoy cuento con anchoas!). Acabas de crear una oportunidad para que algo pase. ¿No es genial? A medida que vas avanzando con tu lectura puedes sentir en tu cuerpo ese pequeño motor interno que se pone en marcha y que te impulsa a seguir (dirigiendo allí la atención tomarás conciencia de los cambios internos que ya desde hace un ratito están aconteciendo: respiración, latidos de tu corazón, remusguillos varios que puedan aparecer, cambios en tu postura corporal – a algunos/as, incluso, ya percibo vuestra nariz muy cerquita de la pantalla-).

Bien, pues esto sería un comienzo ideal para cualquier proceso de aprendizaje, de cambio. ¿Fácil no? Para cualquier proceso de transformación: experimentar curiosidad.(¿Qué interesante…? ¿Y si…?)

La cuestión en este otro momento es: ¿qué te mueve a leer este post? ¿las 5 palabras del título? Veamos, probemos si puede ser esto: de – tu – vivir – cómo – cuento. Mmmmm. Si existieran las 5 palabra y tu no existieras, ¿aparecería ese motorcito?

¿Y sí lo que te mueve es todo lo que dentro de ti se despierta cuando conectas con la existencia de una nueva posibilidad? ¿Y sí algo dentro de ti SABE que efectivamente algo muy real se esconde más allá?

Así que, para poder vivir de tu cuento, un primer paso es respirar,  sentir curiosidaddarse permiso para que algo se despierte. Creer que algo más se esconde más allá. Prestarlo atención. Porque, “sólo donde está tu atención, es donde vas a poder invertir energía”

Y es ahora, después de esta pequeña experiencia, que estoy segura que te resultará muy sencillo comprender cómo, en nuestro día a día,  nuestros comportamientos, nuestras decisiones,  muy lejos de tener 100% un base racional -córtico-cerebral,  provienen de lugares mucho más profundos, conectados con toda nuestra experiencia vital y con aquello único que cada ser humano somos.

Una metáfora nos ayudará a comprender aún mejor todo aquello de lo que no somos conscientes y que, sin embargo, existe. Aunque puedo utilizar la metáfora del iceberg, que ya conocemos, voy a remasterizarla inspirada por Manolito Gafotas (uno de mis grandes maestros). Imagina por unos instantes que estás viendo el telediario (nada recomendable, por otro lado). Lo que puedes ver con tus propios ojos es el cuerpo de Ana Blanco, puedes ver su cabeza, brazos y torso. Efectivamente, puedes pensar que Ana Blanco es así y, no hacerte más preguntas. Ok, es una opción. O, puedes hacer como Manolito Gafotas, acercarte, abrirte a la posibilidad de que haya algo más. Y puedes hacer como Manolito que, ni corto ni perezoso, se fue con su abuelo al plató de televisión y, de repente, descubrió en un golpe de fortuna que, ¡la presentadora tenía piernas! ¡Qué mucho más allá de aquella parte que él podía ver, había un cintura, cadera, piernas y pies increíbles!¡Cómo cambiaba la cosa al saber que había todo un mundo por descubrir de aquella presentadora!

Gracias, Manolito.

Pues bien, para vivir de tu cuento, necesitas descubrir cómo son tus piernas. Así de sencillo. Reprogramar esa creencia de que eres sólo lo que puedes ver. Descubrir la cantidad de recursos que te hacen único/a y capaz de crear algo único. Algo que, si tu no existieras, nunca llegaría a ser. Conectar con todo el universo sumergido bajo el agua y con el/a protagonista de tu cuento, que desde hace tiempo te está invitando a abrir la puerta. Es más, ese/a que aparece de vez en cuando en momentos de conexión. Y abrirle espacio.

Y, como decía la maravillosa terapeuta sistémica Virginia Satir: “Nadie puede convencer a otro que cambie. Cada uno de nosotros custodia una puerta del cambio que sólo puede abrirse desde adentro”.

Lo que Virginia Satir no dijo en la frase, aunque podemos leerlo entre líneas, es que en éste proceso de transformación que vamos configurando y nutriendo, también caminamos en compañía. Y que esa interconexión con otras personas  se postula como una valiosísima oportunidad de tomar conciencia de todo lo que somos y todo lo que podemos llegar a ser. De todo lo que podemos crear, aportar. De nuestra capacidad para generar cambios, desde quienes somos, en el mundo.

Y, este blog, es un gran ejemplo de esto que hablamos. Aza, Ivan, Jose y Lía, un día se abrieron a la posiblidad de crear algo. Crearon ese espacio de posibilidad que es la oportunidad y que, instintivamente incluso lleva su nombre, para desplegar todo su talento, para descubrir sus piernas e, incluso, enseñarlas. Por cierto, creo que aún lo lo he dicho: ¡tenéis unas piernas preciosas!. Sin ellos, esto no existiría. Nunca habría visto la luz, ni el mundo podría ver la suya.

Para terminar, explicaré para qué escribí explícitamente “vivir de tu cuento”, para quienes hayan asociado el título con poder desarrollarse profesionalmente. Lo escribí porque creo firmemente en que es posible crear una manera de ganarse la vida a partir de tu unicidad. De hecho, ese es desde hace casi 10 años ya mi camino. Un día, conecté y decidí prestar atención a mi protagonista, decidí dejarlo salir, concederle de una vez por todas el papel protagonista en el cuento de mi vida y aquello fue sorprendente, porque me di cuenta de la fuente inagotable de posibilidades. Y entonces, ya pude conectar con otras personas y aquello fue aún más alucinante.

Y, curiosamente, desde el año 2010, momento en el que di a luz a Crezco – espacios de formación y desarrollo – estoy embarcada en un camino en el que acompaño a personas en sus procesos de transformación y, en el que ellas me acompañan en el mío, bajo esa consigna de “work in progress”. Siempre aprendiendo. Desarrollando grandes pasiones, como la docencia y la creación de espacios de crecimiento. Probando muchas cosas, unas han funcionado mejor que otras, todas con una enseñanza debajo del brazo, ayudándome a descubrir cómo lograr desplegar las alas y hacer de cada situación una oportunidad de creación.

Y, para ello, continúo profundizando en el descubrimiento del funcionamiento humano y de nuestra relación con los sistemas a los que pertenecemos, a través de la contribución al crecimiento de espacios compartidos, al estudio de disciplinas como la psicología, las terapias psicocorporales y creativas, la psicología sistémica y la Programación Neurolingüística y a través de los aprendizajes diarios que me regalan todas las experiencias vitales y las personas, que son cada una una gran maestra.

Para quienes estéis experimentando curiosidad para saber algo más sobre quien escribe, os dejo abajo lugares donde os enseño un poco las piernas. Quizá en un momento, podamos compartir camino. Sencillamente, ya sabes, ¡abre la puerta!

Proyecto generativo sobre aprendizaje/ educación: El Aula Infinita

Cursos de formación en PNL (Programación Neurolingüística) en Noviembre

           yahootwitter facebook           linkedIn


No puedo sino terminar este post, aprovechando el efecto de primacía y recencia (recordar mejor lo primero y lo último que leemos) dando gracias de corazón a los/as 4 protagonistas de esta historia, por abrir espacios, por contar conmigo, por hacer a muchas personas creer que sí es posible y, por supuesto, a ti, que me has abierto un pequeño espacio en tu inmenso mundo.

G R A C I A S

Anuncios

8 comentarios el “Cómo vivir de tu cuento

  1. José Manuel G. dice:

    Gracias a ti Marta. He tenido la grandísima suerte de sentir tu profesionalidad en propias carnes y te aseguro que mi visión profesional ha visto un nuevo modelo de muchas cosas. Osea, se han generado cambios. Y en esos cambios tienes bastante que ver. Si a ello le añadimos el caminar junto a la gente que hemos caminado, la necesidad se amplifica mucho más.

    Me queda el curso de formación PNL para seguir aprendiendo a generar esos cambios necesarios. Aún no estoy preparado para aprender eso tan rápido, pero espero poder tener ese privilegio un poquito más adelante.

    Emanas y repartes fuerza vital.

  2. Lia dice:

    Muchisimas gracias Marta!! Por el tema, por las palabras, por tu sentimiento a la hora de transmitir. Nos vemos pronto!!

  3. larasscf40 dice:

    martita …. hasta la mitad he sentido que escribía un extraño, qué curiosa sensación.
    Pero una vez encontrada tu puerta … el gallo del corral hace presencia y se pavonea.
    Menudo torbellino de sentimientos, muchas gracias :)

  4. A. Temprano dice:

    Nadie lo podía haber explicado mejor “Crearon ese espacio de posibilidad que es la oportunidad y que, instintivamente incluso lleva su nombre,….”. Gracias Marta :-)

  5. martalou2 dice:

    Qué decir…agradecerte siempre tus aclaradoras palabras…algunas tenemos que indagar y pensar mucho más en nuestro “cuento” pero en ese proceso estamos para seguir viviendo…Nos vemos pronto…Gracias :)

  6. Adelou dice:

    Gracias,Marta, supercreador! Lo voy a compartir en mi facebook!

  7. Permitidme un mensaje para todos/as que es lo que me sale…¡Qué suerte tenemos de habernos encontrado! ¡Y vamos a seguir dando mucha, mucha guerra! Abrazo agradecido. ¿Seguimos?

  8. mj dice:

    por supuesto que seguimos todos embarcados en nuestros cuentos particulares y en ese cuento común que empezamos a crear hace ahora 1 año!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s