_ cuando la pasión se llama arquitectura _

???????????????????????????????

A nuestra protagonista le gustan las tardes en familia.

Un año más, el veranillo de San Miguel llega; tarde de piscina, cuerpos al sol, mente tranquila, cierra los ojos y comienza un bonito viaje. El olor le traslada rápidamente a la infancia, después de tanto tiempo, la imagen sigue intacta, piezas de colores vivos que se superponen o se adosan, la emoción aumenta cuanto más alta es la torre y cuanto más alta es la torre mayor es el estruendo.

Sin poder quejarse, la encasillan en ciencias puras: matemáticas, física, química, o dibujo son un pasatiempo para ella, pero también le gustan las redacciones. Como si fuera hoy, puede oír las risas de sus compañeros en el aula. ¿Por qué “Lola” las encuentra tan banales? Quizás, a “Lola”, le falta valor para quitar sus gafotas y descubrir el mundo de nuestra pequeña, distinto pero igualmente válido, más objetivo, práctico y realista.

Le gusta aprender latín. Le fascina la filosofía, la lógica, la teoría de las Ideas, Platón y Aristóteles, la belleza como sentimiento o como proporción. Incluso, aquellas aburridas clases de guerras, conquistas y reconquistas, reyes y reinas se convierten en inolvidables cuando consigue plasmar en un papel todas aquellas historietas fantásticas. No puede ser de otro modo, para ella, la atracción de una clase está ligada a las posibilidades de un lápiz.

Mientras, sigue creciendo y estudia arquitectura porque quiere construir. Construir ideas, sueños, ciudades, casas, proyectos, ilusiones, … y sí, una gran familia también.

Se levanta una ligera brisa, abre los ojos, no hay sol, y sin dejar de pensar en ese mecano, una duda le inunda ¿un arquitecto nace o se hace?

La oportunidad para descubrirlo no tarda y será difícil de olvidar: celebrar el día mundial del urbanismo con los niños de infantil en su cole. Ese cole es más que especial, bueno o malo, es el suyo. Más de 20 años sin entrar en aquel salón: las mismas cortinas, las mismas sillas, y una vez más, las mismas cosquillas en el estómago, cuántas ocasiones subida a aquella pequeña tarima para demostrar la artista que lleva dentro.

La experiencia: única e irrepetible, como toda primera vez. Los niños observan, escuchan, participan, se levantan, si algo sorprende es su impaciencia, de igual modo, sorprende saber que es debida a su gran curiosidad, y cuando, nuestra amiga, se creía con razón con el posible resultado, los niños la vuelven a sorprender.

Tres alfombras y un reto: ordenar un espacio.

Tres espacios y un lema: sol, cielo y naturaleza.

Tres palabras y un resultado: máximo respeto.

Sólo tres añitos de vida y una reflexión: cuando la pasión se llama arquitectura,   sin duda, el artista nace.

1100x2500No me puedo olvidar del agradecimiento al gran equipo de colectivo ·· oportunidad,     gracias amig@s, gracias por la confianza y también por la oportunidad :)

Anuncios

14 comentarios el “_ cuando la pasión se llama arquitectura _

  1. mariajesussscf40MJ dice:

    También hay arquitectos y ARQUITECTA!!!!!!!!!

  2. martalou2 dice:

    Me has emocionado Lara, cuanta sensibilidad a la hora de trasmitir!!!…siempre me ha impresionado descubrir en los demás (ya que yo creo que carezco de esa habilidad) la facilidad por crear objetos y diseños…y pensaba en lo que se sentiría cuando, como dices, el lápiz te ofrece la posibilidad de plasmar y crear…Gracias…

  3. José Manuel G. dice:

    Estupendo relato. Y qué importante es concienciarlos desde pequeñitos. ¿Y qué mejor forma de sensibilizarlos que construyendo ellos mismos lo que sería su “paraiso urbanístico”? que a buen seguro también sería el nuestro. Gracias Lara.

  4. Silvia dice:

    Me ha encantado Lara. Me has hecho sentir cómo cerraba los ojos y me adentraba en tu relato viviendo esa experiencia tan buena en las aulas en las que pasaste parte de tu infancia, compartiendo esa experiencia con esos peques tan creativos. ¡Lo tuyo sí que es creación!

    • Gracias silvi, compartir mi pasión en infantil era algo que tenía pendiente, eso si que es arquitectura :) una tormenta de ideas, derroche de creatividad y de respeto, del espacio y también del trabajo del resto de compañeros. No se si me creerás pero ni se enfadaron por una cartulina.

  5. Lia García dice:

    Me gustó mucho Lara!! para cuando algo sobre arquitectura responsable?? jeje, tipo a lo que expusiste en el curso de docencia. Yo con lo mío sabes… seré plasta….

  6. ¡Emocionante! Pura sensibilidad ligada a esa capacidad de permitirnos bucear en tu mundo de piezas que juegan a encajarse y desencajarse dando a paso a siempre algo nuevo y sorprendente.
    ¡Cómo iban a los peques a pelearse por una cartulina estando tu en ese estado de absoluta luminosidad!
    El mundo necesita personas que amen lo que hacen. Como tu, Lara!

  7. cuándo quieras y dónde quieras :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s