11 AÑOS Y 2 DÍAS DESPUÉS DE LOS HILILLOS

Lo siento mucho, pero no podía dejar de hacer un post sobre el desastre ecológico del Prestige. No quiero meterme en politiqueos, aunque evidentemente hablar de esto es hablar de política o mejor de  “mala política”.

Cuando leí la noticia hace unos días me quedé boquiabierta y con un sabor de boca, así como a…. chapapote…

Me vino un flash back instantáneo de cuando fui de voluntaria a intentar ayudar a la gente de Galicia. En su momento escribí una carta a La Nueva España y hoy quiero recordarla  ya que por desgracia también se ha perdido, como los recuerdos de la oscuridad que el Prestige trajo, tanto al medio ambiente como al alma de las personas que lo sufrieron y que lo vimos.flipo

Recuerdo cómo llegamos unas cincuenta personas llenas de fuerza  y ganas de ayudar y como toda esa fuerza se fue diluyendo cuando nos estuvieron mareando de un lado a otro de “A Costa da Morte”, concretamente por el concejo de Camariñas y alrededores.

No era falta de organización del voluntariado (que fue un 10), no era que ya estuviera todo resuelto, simplemente era que ya no interesaba darle más bombo.

Después de unas horas en el autobús con todo el percal puesto, traje, guantes, botas, etc. y dos litros de sudor encima al fin llegamos a una playina que estaba negra azabache. Bajamos como tiros porque nos quedaba poco tiempo para que la marea subiera y tal cual bajamos apareció un helicóptero que ya no recuerdo si era de la policía nacional, de la Xunta, o qué se yo, y como si los delincuentes fuéramos nosotros, nos expulsó de la zona. Nos quedamos atónitos y algunas personas quisimos quedarnos, pero no hubo manera.

Otra hora más de recorrido nos ayudó a darnos aún más cuenta de los estropicios del petrolero.

Cuando llegamos donde nos mandaron resultó ser un pedrero del que no había persona que pudiera sacar nada. Nos llevaron en unos jeeps de 6 en 6 y a toda velocidad porque el agua ya estaba prácticamente arriba del todo. Unos cuantos cabezazos después, contra el techo del coche y risas del “señor conductor” (sólo a él le hacía gracia), llegamos a las piedras y nos bajaron como a un rebaño. Ya no quedaban máscaras para todos y la cinta aislante para asegurar los guantes se estaba acabando. Con lo cual al final sólo la mitad del autobús pudimos sacar algo crudo. Tras solamente una hora nos volvieron a echar y de malas maneras, porque el agua nos alcanzaba.

Al llegar a la zona donde depositar los trajes, miré a la cara de mis compañeros y ellos a la mía y no hizo falta decir nada. Estábamos derrotados, pero no de cansancio (sobra decirlo). El resultado fue: 4 horas de bus Vs 1 hora de trabajo.

Ya por aquel entonces la política nos ganó y ahora con este actual resultado de total impunidad vuelve a ganar.

¿Por qué pasa esto? ¿No existe una Ley que dice “QUIEN CONTAMINA PAGA”? ¿Por qué la justicia siempre se cumple contra el más débil?

Aquí os dejo un extracto de un artículo explicativo, hecho por la Universidad de Navarra, de esta “maravillosa” ley que tanto se cumple.

quien contamina paga

Como seguro que el post despierta algo de curiosidad por esta ley, si picáis AQUI, podéis leer más de ella.

Prometo en próximos posteos no ser tan derrotista, pero hoy…¡¡¡me han tocado fuerte!!

Anuncios

6 comentarios el “11 AÑOS Y 2 DÍAS DESPUÉS DE LOS HILILLOS

  1. martalou2 dice:

    Lía no pidas perdón…cuando nos tocan las “injusticias” creo que tenemos que trasladar esa rabia porque es una manera de dejar patente que se han producido o se están produciendo. No podemos dejar de olvidar la “injusticia del prestige”, “la injusticia del metro de Valencia” y tantas, tantas otras…más si no se han preocupado ni tan siquiera de buscar un “chivo espiatorio” y se produce una total impunidad con los responsables…
    No pidas perdón…no creo que mostrar lo que está pasando sea derrotista…entiendo que además de tomar conciencia de nuestro interior también tenemos que ser conscientes de los problemas de nuestro entorno para poder avanzar…

  2. Diana dice:

    Es una vergüenza!!!! aquí cuanto más gordo es el delito menor es el castigo y a la inversa…

  3. José Manuel G. dice:

    Lo que más me perpleja es el trato que os dieron. Me quedo sin palabras ya que desconocía la verdad de aquellos días.
    La sentencia del otro día ya no me asusta tanto. Se van viendo más y más cosas todos los días que el factor sorpresa ya nunca existe.

  4. eva dice:

    No es para menos tu tristeza, que comparto al 100%, pero más me apena que no haya habido una respuesta ciudadana, y es que creo que es tanta la mierda que llevamos tragando de un tiempo a esta parte que nos estamos empezando a anestesiar peligrosamente, sólo es una más, ¿qué importa?, yo sigo mirando para el suelo y los demás que hagan lo que les venga en gana. Es un ambiente corrosivo de derrotismo generalizado, ya todo da igual.

    • Lia dice:

      Aunque sólo sea difundirlo en la red y darlo a conocer y comentarlo en nuestro entorno creo que es una respuesta. Quiero creer que los pequeños movimientos pueden llegar a ser grandes mareas!!

  5. neni voy lenta ya lo se. mis disculpas.
    La justicia va lentísima para lo que no interesa, si la sentencia hubiese sido en unos meses otro gallo cantaría, pero no sale ahora, con tantos años de distancia y medio país pensando en que podrá comer mañana y sin fuerzas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s