Las “Ciudades lentas”

Hace unas semanas, entre los post dedicados a un “Todo conectado”, hablábamos del movimiento que defiende “consumir  menos para vivir mejor”, el llamado Decrecimiento o Crecimiento Cero. Entre toda la información que me encontré para documentarme un poco más me topé con las “Ciudades Slow”. He de admitir que aunque me sonaba, sobre todo respecto a temas gastronómicos, desconocía en gran parte esta otra faceta del movimiento lento. Pero evidentemente quien es Slow también defiende el Decrecimiento y viceversa.

¿Vosotros sabéis algo?

Todo deriva de la necesidad de parar un poco el nivel frenético de actividades que llevamos. Las prisas por ir a trabajar, la exigencia de nuestras profesiones y en consecuencia, estar poco o nada de tiempo haciendo lo que nos gusta, si tenemos hijos apenas verles, etc.

Curiosamente no es un movimiento social que esté organizado por asociaciones, por un grupo político ni por nadie en general, simplemente va surgiendo en diferentes partes del mundo donde personas distintas se han dado cuenta de la realidad que nos invade:

¡¡ESTAMOS ALIENADOS POR EL RELOJ!!

Pero este modo de vida en las llamadas “Ciudades Slow”, no salió así como así de la nada. Primero surgió un movimiento llamado “Slow Food” para luchar contra la cultura de la comida rápida. Comenzó cuando, en protesta por la apertura de una tienda de McDonald’s en la Piazza di Spagna (Roma), se creó la organización con ese nombre (Slow food). Promueve el disfrute de los productos regionales y las comidas tradicionales, cuyos ingredientes en muchas ocasiones se cultivan de forma respetuosa con el medio ambiente. Promueve también disfrutar de esas comidas en compañía de otros. Al mismo tiempo, trata de defender la diversidad de los cultivos y las materias primas. El movimiento reúne a más de 80.000 miembros en 50 países, que están organizados en grupos locales llamados Convivia. Algunas veces actúan bajo el logotipo de un caracol, y su filosofía es preservar y apoyar modos de vida tradicionales.

logo-caracol-grande

Esta organización “lenta” es la que inspira a algunas ciudades a ser lo que eran antes, a darse un respiro y poner sobre la mesa la pérdida de la calidad de vida que hasta ahora nos regalan las prisas.

Concretamente el  “Ciudades Slow” (Cittaslow) surgió en Italia (ya comentamos antes el incidente del McDonald´s en Roma), en 1999. Sus objetivos incluyen mejorar la calidad de vida en las ciudades mientras resisten a la homogeneización, globalización y la americanización, donde las franquicias predominan; también potenciar la felicidad y la auto-determinación. La celebración y el apoyo a la diversidad cultural y las características de la ciudad y su interior son el núcleo de sus valores.

Es algo muy interesante para investigar un más, así que poco a poco iré desgranando este otro modo de vida posible y los lugares que actualmente lo están haciendo real.

Por cierto, en España ya hay 8 municipios que defienden y apuestan por vivir de esta forma, pero como yo de momento no estoy adherida al “SLOW” no tengo tiempo para seguir con el post así que en el siguiente os lo cuento.

 

Anuncios

3 comentarios el “Las “Ciudades lentas”

  1. De lo que se entera una contigo. Por cierto, que he estado en el McDonald’s de la Piazza di Spagna (Roma) jijij

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s