11 de marzo no es un día cualquiera

11 de marzo de 2014

“Si fuera más guapa y un poco más lista. Si fuera especial, si fuera de revista… tendría el valor de cruzar el vagón y preguntarte quién eres. Te sientas enfrente y ni te imaginas que llevo por ti mi falda más bonita y al verte lanzar un bostezo al cristal se inundan mis pupilas”  (Jueves – LODVG)

Hoy es martes, pero no es un martes cualquiera. Me toca escribir en un día en el que, echando un vistazo atrás, asistíamos impasibles a un trágico momento de la reciente historia española.

Los periódicos se llenaron de titulares, imágenes, testimonios… se especularon tramas, se enjuiciaron culpables, se crearon teorías de la conspiración y, finalmente, todo volvió a un relativo reposo.

Nuestro país está marcado por hechos trágicos. En ese aspecto nos resulta extraño vivir episodios de terror. Nuestra sociedad no es ajena a hechos de terror. Sabemos y hemos vivido con personajes que buscan imponer sus ideas a través de actos atroces, injustificados…

Cuando el terror cunde, se rompe la calma. Se crea el silencio y, tras ese silencio, ¿llega la calma?

Una pregunta rondará a todos/as los/as que han sido víctimas de un crimen atroz. “¿Por qué?” Una pregunta similar se pasa por la mente cuando nos falta el ser querido, cuando nos lo arrebatan, sin razón…

duelo_fases

Los psicólogos hablamos del proceso de duelo para hablar de la experiencia de pérdida de una persona relevante, ya sea po separación voluntaria o no. Y si es famoso el término, el cine y la televisión hicieron famosas las fases del duelo:

  • Negación

En este estado no aceptamos el hecho. Nos cegamos y pensamos que no es posible que esté pasando lo que está pasando.

  • Ira

Fruto de la frustración nace la ira, ese sentimiento que nos domina el cuerpo y nos hace querer romperlo todo. Nuestra vida se ha roto y nosotros también.

  • Negociación

¿A cuántos amantes conocen que no se hayan arrastrado suplicando amor? ¿A cuántas personas no conocen que piden a un poder supremo que les devuelva a su ser querido?

  • Aceptación

Aceptar el hecho de la pérdida parece sencillo. La persona no está, se ha ido. ¿Qué pasa cuando no hay prueba de esa pérdida?

  • Depresión

Esta fase puede tardar bastante en aparecer. Requiere un esfuerzo consciente por parte de la persona. Requiere volver a un equilibrio. Aceptar el duelo es sinónimo de aceptar la pérdida y eso…lleva tiempo. La persona siente tristeza y es consciente de la pérdida. En mayor o menor medida esta es la etapa clave para volver a la “normalidad”.

La muerte es un tema tabú en nuestra sociedad. Sin embargo la muerte es una parte natural de la vida. Todo lo que nace, irremediablemente muere.

Hay duelos más largos que otros y la mayor parte de ellos son “normales”. Cada persona estamos equipadas con herramientas en nuestra pequeña mochila de experiencias para hacer frente a todo…bueno…a casi todo. Para aquellas que no son capaces de superarlo o sientan la necesidad de saber más sobre si su duelo es (a)normal, les dejo un artículo al respecto que ha despertado mis ganas de saber más y escribir sobre este tema.

http://realidadinventada.wordpress.com/2013/12/17/duelo/

El pasado domingo veía un documental (uno de tantos que se han hecho) sobre el 11-M. Era un documental sobre testimonios de las víctimas. Esta vez no había teorías conspiratorias, no había un enfoque más judicial, sino algo más humano. Mientras lo veía recordaba una pérdida reciente, una de tantas que sufriré en esta vida. Recordaba a alguien que siempre me dijo “hay que recordar la vida y no la muerte de la persona”

En memoria de las víctimas (directas e indirectas) del 11-M

En memoria de las víctimas (directas e indirectas) del 11-M

Así que mi mensaje para hoy es ese. Sabemos que el mundo es…bueno…imperfecto. La vida a veces se hace pesada y es como si sostuviéramos el mundo a nuestras espaldas. Cargamos sobre nosotros preocupaciones, muchas, demasiadas. Aprendamos a simplificar, a disfrutar de la vida, en cada uno de sus sentidos…ahora mismo… en este instante…mientras aún exista tiempo. De lo contrario podría pasarnos como a la chica de la canción y hacer las cosas demasiado tarde.

Feliz martes y gracias por leerme

Anuncios

6 comentarios el “11 de marzo no es un día cualquiera

  1. Nuria a dice:

    Bonito relato y compartido en twitter.

  2. Fantástico post Iván, me encanta leerte compañero. Un abrazo!

  3. Lia García dice:

    Emocionante e interesante Iván.Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s