De cómo emprender (II): tengo un plan

 “Un plan no es nada, pero la planificación lo es todo”. Dwight D. Eisenhower – Ex presidente de EEUU.

María es una excelente pastelera. Desde que era pequeña ha encontrado en la repostería su pasión oculta. Le gusta tanto que piensa en cómo mejorar sus recetas cada día. Sus creaciones son muy bien valoradas entre los que llama sus “clientes”. Desde hace un tiempo María tiene un proyecto en mente: quiere dedicarse a ello, ser pastelera. Se acaba de sacar el título de ESO y tiene pensado hacer el ciclo de grado medio de pastelería. Recientemente le han hablado de emprender. Le han dicho que es lo que tiene que hacer para montar su pequeña pastelería. María se pregunta “Emprender, sí, pero… ¿por dónde empiezo?

Esta es la pregunta que se hacen mucho/as jóvenes que, como ella, piensan en lanzarse al mundo empresarial y emprender un proyecto propio. Ya sé lo que me diréis: estamos en crisis, ¿cómo voy a emprender algo? Parece que desde las diferentes administraciones se hace hincapié en que la salida de la crisis está en montar un negocio propio, incluso se ha creado una ley de apoyo a los emprendedores.

El emprendimiento no es una nueva moda. Personas emprendedoras las ha habido y habrá siempre. Quizá en España no estamos acostumbrados a verlas y como dirían nuestras madres: “Déjate de emprender y estudia una oposición”.

Lo cierto es que el emprendimiento es una de las formas de conseguir un empleo. En estos tiempos de crisis parece arriesgado, una lucha contracorriente, pero aun así conocemos casos de éxito. Emprender sí, pero… ¿tengo un plan?

La semana pasada hablaba de la importancia de las ideas para emprender y cómo no es necesario una gran idea. Hemos visto que las personas emprendedoras son aquellas que un día concreto tuvieron una idea y decidieron ponerla a rodar. Por lo tanto no sólo hace falta una idea, sino la convicción, el compromiso de llevarla a cabo pase lo que pase. Valor, resistencia, esfuerzo, compromiso, visión, positivismo…son algunos de los adjetivos que definirían a una buena persona emprendedora.

¿Consejos para emprender? Hay muchos. Sólo basta con buscar la palabra “emprender” en Google y veremos la cantidad de consejos, decálogos, artículos, noticias, conferencias

Parece ser que todo el mundo coincide en la importancia de tener un plan de acción: un proyecto empresarial claro. Se trata de plasmar por escrito todas aquellas ideas que se nos ocurran sobre nuestro negocio. ¿Por qué es tan importante 

  • Contrastar ideas: poner las ideas por escrito nos permite compartirlas con otras personas, ver otros puntos de vista y aterrizar nuestras ideas en el mundo
  • Buscar financiadores: con un proyecto ya estamos a medio camino de obtener socios para nuestro proyecto. Digo a “medio camino” porque la otra mitad dependerá de nuestra capacidad de “vender” nuestro
  • Buscar socios-colaboradores: No sólo podemos buscar socios financiadores, sino también socios profesionales que se quieran implicar en nuestro proyecto, aportando ideas nuevas,
  • Evaluación y seguimiento: Un proyecto es un camino que trazamos desde hoy hasta el mañana, el día en el que nuestra empresa ya esté creada y en funcionamiento. Quizá muchas ideas se queden en el camino (por imposibles o difíciles de llevar a cabo). Hay que ser flexibles en ese sentido y entender que las cosas van cambiando con el tiempo.

¿Qué partes debería contener un proyecto?

Camino del  emprendedor. Fuente de la imagen: http://socialmedia.jcarlossoto.com/2013/09/05/un-nuevo-camino-el-nacimiento-de-un-emprendedor-trotamundos/

Camino del emprendedor. Fuente de la imagen: http://socialmedia.jcarlossoto.com

 

El proyecto empresarial, llamado también “plan de empresa” es un documento que nos servirá para plasmar por escrito nuestra idea de negocio. No es un documento estático, sino que puede y debe reformularse cuantas veces sea necesario. Nos dará una idea de lo que es nuestra empresa ahora y lo que será en un futuro. Por lo tanto su objetivo es trazar un camino y ver si lo estamos cumpliendo o nos estamos desviando.

Cada proyecto es personal y tendrá la estructura que cada uno queramos darle. Aun así, es recomendable, para aquellos que no han hecho uno, que contenga ciertos

Descripción del proyecto

A modo de introducción del mismo. También se le conoce como “resumen ejecutivo”. En una hoja se debe definir nuestra empresa o proyecto en términos

Datos del emprendedor/a

Es la parte en la que nos “venderemos “a nosotros/as mismo/as: nuestra formación, experiencia,

Antecedentes

En esta parte justificaremos nuestro proyecto. ¿De dónde surge la idea? Aquí hablaremos de nuestras motivaciones para emprender, nuestras razones para realizar el proyecto.

Actividades a desarrollar

Será la actividad a la que se dedicará nuestra empresa en detalle, definiendo servicios y productos a ofrecer.

Análisis Interno y Externo

A la hora de emprender deberemos en cuenta dos tipos de factores:

  • Factores externos: que se refieren a factores que no podemos controlar y que afectan a nuestra empresa, como por ejemplo la ubicación del negocio, la situación económica, la existencia o no de competidores, proveedores,
  • Factores internos: que se refieren a nuestras competencias, aptitudes, habilidades para llevar a cabo el proyecto.

DAFO

Es una herramienta útil que resulta del análisis de factores internos y externos. Las siglas corresponden a:

  • Debilidades: factores internos que juegan en nuestra contra, como por ejemplo, falta de formación en la ocupación, falta de experiencia…
  • Amenazas: factores externos negativos, como por ejemplo, existencia de muchos competidores en la misma zona…
  • Fortalezas: factores internos positivos, como por ejemplo, formación en gestión de negocios, creatividad, capacidad de innovación de productos…
  • Oportunidades: factores externos que nos favorecen, como por ejemplo, ayudas al emprendimiento…

Del análisis DAFO sacaremos conclusiones valiosas, trazando un primer camino para la consecución de nuestro proyecto. Podremos trabajar en los factores internos – que dependen de nosotros –  y por ejemplo, buscar formación. Los factores externos- sobre los que no podremos trabajar- los tendremos en cuenta con el fin de que no entorpezcan nuestro

Planes de acción

Se refieren a las diferentes áreas de gestión de una empresa.

  • Plan de Marketing

Se refiere a planificar la venta de nuestros productos y servicios: precio, publicidad, clientes potenciales, mercado al que nos dirigimos.

  • Plan de RRHH

Si vamos a tener personal contratado o no. Deberemos reflejar los gastos de personal.

  • Plan Jurídico-Fiscal

Se incluye el nombre comercial de nuestra empresa, la forma jurídica (autónomo, sociedad limitada…), así como las obligaciones jurídicas (permisos, seguros, legislación a cumplir).

  • Plan de Nuevas Tecnologías

Como el mercado de nuestro siglo es global, deberemos tener en cuenta si vamos a usar las nuevas tecnologías para llevar a cabo nuestro negocio: tienda online, publicidad…

  • Plan Económico Financiero

Quizá es la parte más importante del proyecto. En él se han de contemplan todos los gastos e inversiones de nuestra empresa.  De él se desprenden informaciones tan valiosas como el coste de nuestros productos (dato importante para calcular el precio), la estimación de ventas (podemos fijarnos un objetivo) así como nuestro punto de equilibrio (en el que gastos e ingresos se equilibran).

Con toda esta información seguro que María está más cerca de arrancar su tienda de repostería. Por si necesitara más ayuda, le aconsejo que visite la Cámara de Comercio de su localidad, así como asociaciones profesionales que se dedican a asesorar a nuevos emprendedores.

Sin más que decir hoy, os dejo un vídeo de motivación y una frase:

“Si deseas algo, ve y consíguelo”

Gracias por leernos y feliz martes

Anuncios

2 comentarios el “De cómo emprender (II): tengo un plan

  1. jjjaja y lo peor, si fuera sólo cuestión de tener un plan ….

  2. […] opción para todo el mundo. Ya vimos que todo comenzaba con una idea y la importancia de tener un plan. No obstante, alguien me recordaba que no es suficiente tener el mejor plan: conocer la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s