Un sueño. Un deseo. Llámalo esperanza

Por delante os comento que hoy no hablaremos de software, ni de hardware. Hoy no tendremos que tocar ninguna tecla ni conectar ningún cable.

Hoy quisiera tomarme el día libre ó mas bien, el “tema libre”.

Un buen día descubrí lo que un perro puede hacer por ti, lo que pide a cambio, y lo que te devuelve por un mínimo detalle por tu parte. Y ese día me sentí con la necesidad de estar más con ellos y hacer al más por ellos.

Mi “lucha” no va encaminada a que queramos a un perro. Elegimos a quien queremos, a quien adoramos y a quien admiramos. Con quien compartimos nuestra vida y con quien dormiremos cada noche. Pero, ¿elegimos a quien respetar?. ¿Elegimos a quien admiraremos y a quien humillaremos?. Y más aún, ¿elegimos quien ha de morir y quien vive?.

Hoy sólo quiero compartir una esperanza. La esperanza de que algún día el ser humano entienda que un perro es parte de la vida humana. Y cada cual tiene la elección a elegir si quiere tener un perro entre los suyos ó si prefiere no incorporar a ese “miembro familiar” en su vida.

No te gustan los perros: totalmente aceptable. Pero por favor, respétalos como seres vivos incorporados a la vida humana. Respeta a quien decida amarlos da igual en que medida y no juzgues  a quien ha decidido convertirlos en algo muy importante en su vida. Tu causa puede ser muy justa pero para mi la mía lo es por igual. Yo tampoco quiero hambre en el mundo, guerras, injusticias…….. pero por libre elección decidí enarbolar mi propia bandera.

01012008015

Y tengo también mis propias esperanzas:

  • Anhelo el día en que un perro no sea condenado a muerte por algo tan simple como que no tenga un amor correspondido. En las perreras los matan por eso.
  • Añoro el día en que el maltrato animal sea castigado y tratado como lo que significa: algo deplorable. No seré yo quien confie en alguien que maltrate a un animal que sólo desea darte un lametazo de cariño. Mal bicho debe ser es@, y no me refiero al animal.
  • Confío en que poco a poco, la responsabilidad de quien tiene un perro crezca en pro del animal. Basta ya de culpar a la raza canina por irresponsabilidades de indeseables.
  • Desearía ver el día en que el maltrato sea denunciado. Qué nuestra moralidad nos impida mirar hacia otro lado cuando conocemos casos donde un inocente sufre bajo el yugo del castigador. Y este punto sería ampliable a otros muchos aspectos de la vida y no sólo a los de los derechos animales.
  • Espero que el destino depare a todo aquel que es capaz de abandonar a un ser que lo entiende como lo único importante en su vida perruna, como mínimo un trance de ese tipo. Porque dentro de mis muchas imperfecciones también está la de desear que “el que a espada mate, caiga bajo un hierro”.

Perdonar por no cumplir mis deberes del lunes y hablar aquí del tema para el que contaron conmigo. Pero tengo como norma personal desde hace ya tiempo, poner mi granito de arena en pro de estos, para mi, maravillosos seres de los que como experiencia personal, puede decir que han puesto muchas notas de colores y muchas experiencias tan agradables que necesito agradecer.

Perdonad mi salida de tema de hoy. Pero Colectivo Oportunidad no podía escaparse de servir para transmitir mi mensaje. Y por supuesto, de hacer que mi tesoro personal chupe un poquito de cámara.

Anuncios