35_________1,5

Cuando veis esas cifras en el titular de un post ¿qué pensáis?

La verdad es que podrían ser cualquier cosa, pero sabéis, si seguís un poquito el blog, que yo normalmente, hablo de cuestiones relacionadas con el medio ambiente y la educación ambiental (aunque otras veces me lance a mostraros lo que es la lengua de signos).

Entonces….¿qué? ¿alguna idea?

Esas cifras está relacionadas con una cuestión muy importante a la que apenas le damos noticia que es la HUELLA ECOLÓGICA. Mis compañeros/as de cursos seguramente sabrán de lo que hablo y también es muy probable que en algunas cuestiones de las que vamos a hablar no estén de acuerdo. Ya sabéis, abierta queda la opción de comentarlas y rebatirlas. Sigue leyendo

Anuncios

Un “Todo” conectado (el punto y final)

Como había comentado en la parte dos de este laaaarrrgooo capítulo de un “Todo” conectado, había planteado dos opciones para este baturrillo que hemos armado en esto que viene siendo nuestro hogar, de momento el único que tenemos.

Ya analizamos el Desarrollo Sostenible (por supuesto tendríamos para horas y horas si nos ponemos a debatir y a profundizar más en el tema, igual que con el presente post, pero creo que es suficiente para saber al menos por dónde van los tiros).  Ahora toca hablar de eso llamado “Decrecimiento”.

Actualmente aumentan los apoyos a esta corriente llamada de Decrecimiento o Retirada Sostenible (aunque ya nació hace unos cuantos años con Nicholas Georgescu-Roegen, co-fundador de la economía ecológica, quien ya 1979 publicó una selección de artículos relacionados con el tema bajo el nombre de “Démain la Décroissance”).

Y ¿qué es? Sigue leyendo

Llevan un año esperándolo

Ya queda poquito para esas fechas que todos anhelamos con buenos deseos y enormes sonrisas. Hace frío, llega el invierno, pero parece que nuestras casas se llenan con el calor del hogar. No, no voy a relatar el típico cuento de navidad ni explicar si hace más o menos frío en esta época. Lo cierto es que con frío o sin él… llevamos un año esperándolo.

Un año marcado por malas noticias… que si crisis, recortes, desempleo… se merece un momento de paz y reflexión. Este es un momento para hace balance de todo el año, las preocupaciones lentamente parece que se desvanecen y nos sumergimos en otro fenómeno: el espíritu navideño. Sigue leyendo